Fisioterapia Pediátrica

¿Qué es la fisioterapia?

La fisioterapia es una Profesión Sanitaria que promueve la salud y el bienestar de las personas.

Los/as fisioterapeutas evalúan, plantean y llevan a cabo programas de tratamiento para mejorar y/o recuperar las funciones motoras, maximizar el movimiento, mejorar los síndromes dolorosos, y tratar y prevenir las alteraciones físicas asociadas a enfermedades, lesiones y otras discapacidades. Utilizan un amplio abanico de técnicas y estrategias terapéuticas.

¿Qué es la fisioterapia pediátrica?

La fisioterapia pediátrica es la disciplina de la fisioterapia que se encarga del asesoramiento, tratamiento y cuidado de aquellos bebés, niños/as y adolescentes que presentan un retraso general en su desarrollo, desórdenes en el movimiento (tanto congénitos como adquiridos) o que tienen riesgo de padecerlos.

¿Qué hace un/a fisioterapeuta en pediatría?

  • Lleva a cabo la valoración global del niño/a y de su entorno y establece los objetivos a conseguir con el tratamiento o intervención conjuntamente con la familia y el niño/a. Es conveniente que los objetivos se marquen a corto plazo para revisarlos periódicamente.
  • Establece el tratamiento o intervención terapéutica más adecuada a la situación del niño/a contemplando su globalidad biopsicosocial. El/la fisioterapeuta en pediatría cuenta con muchos recursos y técnicas, como las movilizaciones, los ejercicios para ganar fuerza, las técnicas de fisioterapia respiratoria, la confección y aplicación de ayudas posturales o de movilidad, la adaptación de objetos…, pero las principales herramientas son el juego y la estimulación del aprendizaje del movimiento.
  • Proporciona apoyo a las familias de los niños/as y colabora con otros especialistas del ámbito de la salud, la educación y los servicios sociales. Este aspecto favorece la participación del niño/a en las rutinas en casa, en la escuela y en la comunidad.
  • Supervisa periódicamente los resultados en función de los objetivos propuestos.

La tendencia actual es que el/la fisioterapeuta intervenga cada vez más en los entornos naturales de los niños/as (hogares, colegios o guarderías, parques,… )

¿Dónde encontramos a los/las fisioterapeutas en pediatría?

  • Podemos encontrar fisioterapeutas pediátricos/as en:
  • Servicios de Rehabilitación de los Hospitales y centros de Atención Primaria
  • Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana
  • Escuelas (Ordinarias y de Educación Especial) y en los Equipos de Asesoramiento Psicopedagógico escolar
  • Centros y clínicas privadas
  • Algunas asociaciones

¿A quién puede ayudar la fisioterapia pediátrica?

La población infantil que puede beneficiarse de la atención ofrecida por un/a fisioterapeuta en pediatría es muy amplia y engloba:

  • Niños/as (de 0 a 18 años) que precisan de tratamiento y seguimiento para paliar, minimizar y prevenir las alteraciones en el desarrollo motor o posturales provocadas por enfermedades o afecciones de origen:
    • neurológico (Parálisis Cerebral, Traumatismos Craneoencefálicos, Espina Bífida,…)
    • neuromuscular (Atrofia Muscular Espinal, Distrofia Muscular de Duchenne,…)
    • músculo-esquelético (Acondroplasia, Enfermedad de Perthes, Luxación Congénita de caderas, Torticolis Congénita, Plagiocefalia…)
    • respiratorio (Bronquiolitis, Fibrosis Quística, Asma,…)
    • genético (Síndrome de Down, Síndrome de Rett, Síndrome de Wolf,…)
    • u otros.
  • Bebés y niños/as sanos/as a través de la realización de talleres de manejo del bebé con las familias (cómo transportarlo, alimentarlo y favorecer su desarrollo a través del juego,…), o a través de intervenciones educativas de carácter preventivo.

¿Qué rol tienen la familia y el niño/a dentro de la fisioterapia pediátrica?

Los padres y familiares desempeñan el rol principal en el cuidado y desarrollo del niño/a, especialmente durante los primeros años de vida. Por eso, desde la fisioterapia pediátrica se potencia que la familia tenga este papel protagonista en el manejo y del niño/a.

Es fundamental que los niños/as estén motivados y que tengan una actitud lo más activa posible dentro del proceso de intervención. Para conseguirlo el/la fisioterapeuta en pediatría utilizará como principal herramienta el juego y siempre tendrá en cuenta los intereses del niño/a en sus rutinas más motivantes.

Será imprescindible una buena comunicación con el niño/a y sus familiares para comprender lo mejor posible su situación y ajustar la intervención del/de la fisioterapeuta en pediatría, y los objetivos, a sus necesidades y motivaciones.

Puedes descargar un folleto con el contenido de este artículo haciendo click aquí.