Este sistema de clasificación de la función motora gruesa para niños con parálisis cerebral se basa en el propio movimiento autoiniciado, con un énfasis particular en la sedestación (control de tronco) y la macha. Cuando se definen los 5 niveles de clasificación, el criterio se refiere a que las distinciones en la función motora entre los diferentes niveles tienen que ser clínicamente significativas.

Las distinciones entre niveles de función motora están basadas en limitaciones funcionales, en la necesidad de tecnología para la movilidad, incluyendo aparatos de movilidad (como caminadores o bastones) i movilidad con la silla de ruedas, así como la cualidad externa de movimiento.

El nivel 1 incluye niños con alteraciones neuromotrices pero que las limitaciones funcionales son menores que las típicamente asociadas a la parálisis cerebral, por ejemplo niños que han estado tradicionalmente diagnosticados como “disfunción cerebral mínima” o “parálisis cerebral leve”. Las distinciones entre los niveles 1 i 2 no son alteraciones tan pronunciadas como las distinciones entre los otros niveles, particularmente para los niños menores de 2 años.

El objetivo está en determinar que nivel representa mejor lea habilidades y limitaciones de la función motora que presenta el niño. Se da importancia sobre lo que el niño acostumbra hacer en casa, en la escuela, y en la comunidad. Este aspecto es muy importante para clasificar el comportamiento motor natural (no la mejor capacidad). Recordemos que el propósito es clasificar la función presente en el niño, no es juzgar la calidad del movimiento ni el potencial de mejora.
Para leer el resto del artículo, por favor descarga el siguiente documento:

Sistema de Clasificación Función Motora Gruesa Parálisis Cerebral